Contadores León Romero, S.A.

¿Quién fue León Romero?

Como todo fundador, un hombre de espíritu emprendedor, trabajador infatigable y con una visión de futuro extraordinaria.

Su vida es una historia de esfuerzo, superación y empeño.

Esas historias admirables de gente que ha superado guerras, miserias y dificultades y que hoy en día continúan asombrándonos. Gente hecha de una pasta especial.

Desde el pequeño pueblo de Ciudad Real que lo vio nacer su afán de progresar lo lleva a Holanda. Es allí donde, sin conocer el idioma y con su mochila de Maestría en torno y fresa, se dedica, en su tiempo libre, a desarrollar nuevos productos.

Saca adelante una válvula de presión con unas características mejores de las que había en el mercado.

Ya de vuelta en España, se asocia y crea una empresa de reparación de contadores industriales.

Pero León Romero quería volar sólo, y desarrollar sus propios caudalímetros. Así nace, en los 70, CONTADORES LEÓN ROMERO, S.A.

Uno de los primeros modelos de caudalímetros de turbina de acero inoxidable de los años 70
Primer contador de turbina desarrollado por León Romero

Los primeros equipos que desarrolló fueron un sistema para dosificar agua a las plantas de hormigón y un caudalímetro de turbina de acero inoxidable para la industria láctea.

Un reto en tecnología e innovación fue el primer cabezal de lectura electrónico. Hubo que luchar contra la falta de componentes electrónicos y recursos tecnológicos. Eran tiempos difíciles en España.

A partir de ahí la trayectoria fue imparable. A principios de los 80 y después de reparar contadores y contadores importados de Alemania, desarrolla y saca al mercado los primeros caudalímetros de Ruedas Ovaladas.

Esta fugaz mirada hacia la figura de León Romero nos hace comprender que sus hijos, continuadores de su labor, recibieron en herencia la pasión por el trabajo y el entusiasmo innovador.