León Romero

León Romero, fundador de la compañía, fue una persona sencilla que hizo cosas extraordinarias. Desde sus humildes orígenes, logró crear una empresa que competía con multinacionales en la fabricación y venta de caudalímetros para líquidos industriales.

Reparación de Contadores de Agua

Nacido en un pequeño pueblo de la provincia de Ciudad Real, pronto se desplaza a Madrid para estudiar maestría en torno y fresa.

Su vida cambia al empezar a trabajar en “Ullastres”, empresa dedicada a reparar contadores de agua para el Canal de Isabel II. Ya desde principios de los 50 su actividad se relaciona con la medición de líquidos.

Hoy en día no merece la pena reparar los contadores que miden el suministro de agua a viviendas o industrias, debido a su bajo precio. Sin embargo, en aquella época se mecanizaban los ejes de las turbinas y se cambiaban los engranajes de la relojería para ajustar la precisión de los contadores.

La experiencia en Holanda

Se dedica a reparar contadores hasta 1963, cuando emigra a Holanda en busca de un futuro mejor para él y su familia.

Empieza desde abajo en una empresa de diques y, sin saber idiomas, desarrolla en su tiempo libre una válvula de alta presión con unas características superiores a las existentes. Sus sorprendidos jefes no se podían creer que aquel españolito fuese capaz de desarrollar un equipo de esa calidad, y le ofrecieron inmediatamente casa, coche y un considerable aumento de sueldo.

Lamentablemente, la humedad y el frío de Holanda afectaban tanto a su salud que, por recomendación médica, tiene que volver a España.

La vuelta a España

A su regreso, gracias a su experiencia en reparación de contadores, le contrata la empresa “Instaladora Moderna”.

Se hace imprescindible gracias a sus conocimientos y competencia y acaban creando una empresa conjunta de reparación de contadores industriales de Ruedas Ovaladas de la marca alemana Bopp & Reuter.

Al poco tiempo también se encargan del mantenimiento de los contadores de pistón rotativo de Siemens.

CONTADORES LEON ROMERO, S.A.

León Romero quiere ir más allá y desarrollar sus propios contadores y caudalímetros. A principios de los 70 se establece por su cuenta, creando la empresa CONTADORES LEÓN ROMERO, S.A.

Los primeros equipos desarrollados fueron un sistema para dosificar agua a las plantas de hormigón y un caudalímetro de turbina de acero inoxidable para la industria láctea.

Primer contador de turbina desarrollado por León Romero

El desarrollo de un cabezal de lectura electrónico fue un verdadero reto. En aquellos años, no había ni tecnología ni componentes electrónicos en España. Los primeros modelos básicos se mejoraron con el tiempo.

Otro hito importante fue la fabricación de contadores de Ruedas Ovaladas a principios de los 80. Con la experiencia adquirida durante años reparando este tipo de contadores, desarrolló, junto con sus hijos, un modelo en acero inoxidable con unas características superiores a los de la marca Alemana.