Caudalímetros o Contadores Electromagnéticos

Este tipo de caudalimetros se utiliza cada vez más en la industria debido a sus claras ventajas:

  • Son No intrusivos, es decir, no tienen partes internas ni fijas ni móviles que se interpongan en el paso del líquido, por lo que se emplean mucho en industrias alimentarias.
  • Tienen una muy buena precisión de medida.
  • Pueden medir líquidos con sólidos en suspensión.
  • Tienen un intervalo de medida muy alto.
  • Son los caudalímetros que menos sube su precio con el tamaño, por lo que son interesantes para aplicaciones que necesitan caudales altos.

¿Cómo miden los Caudalimetros Electromagnéticos?

El funcionamiento de los caudalímetros electromagnéticos se basa en la ley de Faraday, ¿te acuerdas? Seguro que algún día la estudiaste. Hagamos un poco de historia:

Hace casi 200 años (1831) el científico Británico Michael Faraday observó que si movía un imán cerca de una espiral, esta genera una corriente. Si en lugar de un imán se utilizan 2 bobinas, el resultado es el mismo.

De sus investigaciones desarrolló lo que vino a llamarse la Ley de inducción de Faraday que de forma sencilla dice que:

Un campo magnético induce un voltaje a cualquier conductor que se mueva por el mismo.

Todo esto es muy interesante, pero...
¿Cómo se aplica la ley de Faraday a los caudalímetros electromagnéticos?

Bien, vamos por partes:

  • Si colocamos 2 bobinas alimentadas, una en la parte superior y otra en la inferior de un tubo de medición, se producirá un campo magnético perpendicular al sentido del flujo del líquido.
  • Si colocamos 2 electrodos uno en la parte izquierda del tubo y otro en la derecha y los unimos a un circuito eléctrico, no pasará nada porque los electrodos no están en contacto.
  • Si hacemos pasar un líquido conductivo por el tubo de medición, conectará los 2 electrodos y cerraremos el circuito eléctrico.

Entonces aquí viene lo interesante. Se produce una tensión en el circuito que es proporcional a la velocidad del líquido. Como conocemos la sección del tubo de medición, conocemos el caudal del líquido.

Esta es la base del ingenioso funcionamiento de los caudalímetros electromagnéticos. ¿Que te ha parecido?

¿Qué curioso! pero... ¿Qué es un Líquido Conductivo?

Como su propio nombre indica, es un líquido que conduce la electricidad.

 

¿Y cuales son estos líquidos?

En general, podemos decir que los líquidos conductivos son aquellos que contienen agua y algún otro componente.

Por ejemplo, el agua osmotizada, desmineralizadadestilada no es conductiva o mejor dicho, no tiene la suficiente conductividad para que lo pueda medir un Caudalimetro Electromagnético.

 

¿Qué otros líquidos no son conductivos?

Aparte del agua osmotizada, todos los compuestos orgánicos como:

  • Hidrocarburos (Gasoil, Gasolina, Fueloil, etc)
  • Alcoholes y Disolventes Orgánicos.
  • Aceites Alimentarios (Oliva, Girasol, etc)
  • etc.

No tienen conductividad o la que tienen es demasiado baja para un contador electromagnético.

Entendido. Entonces... ¿Qué líquidos pueden medir los Caudalimetros Electromagnéticos?

Bueno, pues aquí te dejamos un pequeño listado de los principales tipos de líquidos con los que se pueden utilizar con estos Medidores de Caudal.

Aguas Residuales

Productos Químicos

Fertilizantes líquidos
Productos de Limpieza, etc.

Otras Bebidas

Cerveza
Cerveza
Sangría y Vermut
Zumos, Horchatas y Batidos

Otros Alimentación

Gazpacho, Sopas y Caldos
Tomate concentrado y Salsas
Azucar líquido y Glucosa

¿Qué tipos de Medidores Electromagnéticos nos podéis ofrecer?

Dependiendo del material constructivo y de su aplicación, puedes encontrar los siguientes tipos de Contadores Electromagnéticos:

Exterior de Acero Inoxidable
Interior de Teflón

Exterior de Acero pintado
Interior de Teflón