Caudalímetros

¿Qué son los caudalímetros y para que se utilizan?

Vamos a empezar por el principio, definiendo lo qué es y para qué sirve: un equipo que mide el paso de un fluido (líquido o gas) que pasa por su interior.

Nosotros hablaremos de líquidos porque somos fabricantes de caudalímetros para líquidos.

Ya te contaremos con detalle cómo se instalan, pero para que te hagas una idea, se suelen instalar en medio de una tubería por la que circula un líquido.

¿Para qué se usan? Para obtener la medida de dos magnitudes:

Volumen en litros o masa en kilos del líquido que pasa por su interior.

Caudal volumétrico en litros/hora o el caudal másico en kg/hora.

También puedes conocerlos por otros nombres

Quizá la palabra que más te suene sea Contadores, ya que era la palabra más utilizada para denominar a estos quipos de medición en España hasta hace unos 20 años. Tan popular era este nombre que es como lo hemos incluido en el de nuestra empresa durante muchos años:

Hasta los años 60 los contadores sólo servían para medir el suministro de agua a las casas, por eso los primeros para líquidos industriales se llamaron igual.

Alrededor del cambio de siglo, empezó a utilizarse la palabra Caudalímetros, traducción de la palabra inglesa “Flowmeter”, que rápidamente se extendió por el mundo industrial en España.

Hoy en día Contador se usa, casi exclusivamente, para los contadores de agua de las casas. Sin embargo, todavía hay mucha gente que los sigue llamando así. 

También podrás oírlo como Medidores de Caudal al referirse a equipos que miden el caudal, o Cuentalitros si tienen una pantalla para visualizar el volumen de líquido que pasa por el mismo.

Sin embargo, en Latinoamérica no se utiliza Contador. ¿Sabes lo que significa allá?: Contable o Auditor, así que lo llaman Flujómetro o Medidor de Flujo, también de la palabra inglesa “Flowmeter”.

¿Qué tipos de caudalímetros existen para líquidos?

Depende del criterio que se utilice, hay varias formas de clasificarlos. Nosotros lo hacemos según el tipo de sensor que utilizan para medir el paso del líquido:

Mecánicos

Electrónicos

Mecánicos

Tienen elementos mecánicos que giran de forma proporcional al paso del líquido.

Fueron los primeros que hubo en el mercado y te gustarán si buscas sencillez y precio. Puedes encontrarlos de dos tipos:

Turbina

Disponen de una hélice que gira de forma proporcional al paso del líquido

Desplazamiento Positivo

Mueven volúmenes iguales de fluido desde la entrada hasta la salida del equipo utilizando los componentes rotativos alojados en una cámara de medición.

  • Ruedas Ovaladas (los más comunes)
  • Pistón rotativo
  • Disco oscilante
  • Tornillo, etc.

Electrónicos

Aprovechan alguna característica física de los líquidos en movimiento para calcular su flujo por medio de un detector electrónico. Podemos, a su vez, dividirlos en:

No intrusivos

No tienen elementos mecánicos, ni fijos ni móviles interpuestos en la corriente de líquido. Pueden ser:

  • Electromagnéticos. Sólo pueden medir líquidos eléctricamente conductivos. Basados en la Ley de Faraday.

  • Másicos. Utilizan la fuerza de Coriolis para medir la masa de líquido que pasa.

  • Ultrasónicos. Basados en el Efecto Doppler. Miden el cambio de frecuencia producido al reflejarse la señal ultrasónica emitida en un tubo de líquido que fluye.
vista lateral de un caudalímetro electromagnético EMT-80 no intrusivo

Intrusivos

Tienen algún elemento mecánico fijo interpuesto en el paso del líquido y pueden ser:

  • Vortex. Para gases o líquidos poco viscosos. Basado en la generación de vórtices que se forman a un lado y al otro de un cuerpo al interponerse en el flujo del fluido.

  • Placa de impacto. Se basan en la fuerza que ejerce el fluido sobre una placa suspendida en la corriente.

  • Placa de orificio. Tienen una placa con un agujero en el centro y provocan una pérdida de carga proporcional al caudal del líquido.

¿Cuál es el mejor caudalímetro?

No hay ninguno mejor o peor. Todo depende de para que lo necesites. Para elegirlo es importante considerar varios factores:

  • Líquido que se quiere medir. No es lo mismo medir agua, vino, leche o aceite.

  • Precio que estés dispuesto a pagar.

  • Aplicación para la que quieras utilizarlo.

¿Qué caudalímetros ofrecemos?